Los colores para tu casa

4/06/2013

Los ambientes de la casa son algo así como los órganos del cuerpo: cada uno cumple una función determinada y entre todos deben lograr un perfecto equilibrio.

colores-decoracion

Al elegir un color para tus ambientes, debes elegirlos con cuidado, para que puedas sentirte verdaderamente en armonía.

¿Cuál es el color indicado para tu casa?

El color es un elemento muy importante en la decoración. Podrás armonizar espacios y mejorar tu energía.

Los colores cálidos, sirven como estimulantes.

Los colores fríos son colores relajantes y generan sensación de distanciamiento.

En habitaciones grandes los colores cálidos y oscuros ayudan a disminuir visualmente el espacio, en tanto los colores fríos y los tonos claros nos permiten agrandar el lugar.

Algunas recomendaciones para pintar tu casa:

En el hall de entrada, son más recomendables los colores cálidos pero fuertes. Los más elegidos: durazno, dorados o verdes.

En el living el ideal es el amarillo, porque estimula el bienestar y el buen humor de tus invitados.

El Naranja puede ser un buen color para el comedor.

Para la cocina, también te recomendamos el amarillo. Inspira la buena alimentación.

Para tu dormitorio no te recomendamos el color rojo, ya que provoca entre otras cosas insomnio. Te aconsejamos el azul, que fomenta el buen dormir. Si combinas el azul con el blanco, tu relajación será completa.

Para tu baño, te recomendamos el color turquesa. Es muy bueno para la desintoxicación.

Los colores de las paredes, según la orientación de la casa…

Si la habitación se encuentra:

- expuesta al norte: colores cálidos y luminosos.

- expuesta al sur: tonalidades naturales y frescas, como el blanco, azul o verde.

- expuesta al este: grises cálidos, los cremas y tonos pastel.

- expuesta al oeste: son ideales para los colores fríos.

Si tomas un color como base, podrás ir variando la tonalidad del mismo. Es una combinación que no falla.

Es bueno romper y elegir algún detalle con otro color para que no sea todo tan uniforme.

Los ambientes de la casa son algo así como los órganos del cuerpo: cada uno cumple una función determinada y entre todos deben lograr un perfecto equilibrio.

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments