Casas y no hogares

29/07/2013

Cada vez hay menos calor en nuestras casas , de ese que sale del alma y que evidentemente no se compra en ninguna parte

casas

por Pilar Sordo

Psicóloga, columnista, conferencista y escritora chilena.

El otro día un niño en un colegio, me dijo que estaba de acuerdo conmigo en que tenía que apagar las “pantallas” y compartir más con su familia, pero me preguntó que hacía después de eso. En realidad la pregunta era adonde se iba a instalar, haciendo referencia a que todo estaba tan ordenado dentro su casa que no tenia donde estar. Me hizo pensar en un concepto que me viene dando vuelta hace tiempo que tiene que ver con nuestra tendencia a tener “casas pilotos”.

Casas perfectas como para que cualquier periodista pudiera sacarles fotos para una revista de decoración y no me refiero a las casas caras, sino a todas en las que ya no hay cojines aplastados, plumas que se salen, manchas en los sillones, vasos rotos por niños corriendo y por lo tanto, vida dentro de ellas.

Cada día tenemos más casas “perfectas” y menos hogares, todo tiende con poco o con muchos recursos a combinar pero hay poco olor a cebolla, a pan tostado a masa de pan. Cada vez hay menos calor en nuestras casas , de ese que sale del alma y que evidentemente no se compra en ninguna parte.

El concepto de casa piloto grafica perfectamente lo que quiero decir. Casas donde se resalta lo bonito y no lo del alma, lo ordenado por sobre la vida y el movimiento, es como si fueran hoteles. Quizás por esto es que a pesar de trabajar tanto para tener nuestras casas lo más lindas posibles, casi no estamos dentro, ni siquiera para reunirnos o para celebrar. Todo se tiende hacer afuera y no porque muchas de ellas son demasiado pequeñas sino que para que no se desordenen.

Tratemos de  volver a tener hogares y no sólo casas.

Pilar Sordo, Piscóloga

@pilarsordo

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments