Embarazadas y ómnibus: incompatibilidad de caracteres

20/08/2013

En nueve meses me cedieron el asiento nueve veces. Cada vez que venía el ómnibus lleno, ya me remangaba, esperando un duelo.

embarazada-en-omnibus_babyboom

por María Orfila

Periodista de actualidad de El Observador y Mamá

En nueve meses de embarazo me cedieron asiento en el ómnibus nueve veces. En el último trimestre me tomaba, en promedio, 23 ómnibus a la semana. Eso nos deja 267 viajes en los que tuve que, en la mayoría de las veces, pelear por el asiento maternal, o tirarme un poco más que en palomita (imagen no del todo correcta debido a las dimensiones de la panza) al primer lugar vacío. Cuando veía llegar el ómnibus y veía que estaba lleno, ya me remangaba, esperando un duelo.

¿Por qué al usuario del transporte público le cuesta tanto dejar los asientos prioritarios vacíos? Si supuestamente están reservados para embarazadas, padres con niños, lisiados y adultos mayores, ¿qué hace sentado un tipo de 40, una chica de 20, un pibe de 15, sin niños, sin panza, sin, al menos, una pierna rota? Lo que hacen es: hablar por celular, mirar por la ventanilla, dormir, o hacer que duermen; en síntesis, estorbar. Algo que le encanta al ser humano que piensa que no hay otros seres humanos a su alrededor. Y para colmo, tienen el tupé de ofenderse si alguien se para enfrente y dice estas muy irrespetuosas palabras: “¿Me permitís el asiento?”

En nueve meses encontré reacciones de todo tipo. He aquí mis favoritas (recordándolas a la distancia, claro):

- La buchona del 117: Iba sentada en el asiento maternal. Ya tenía seis meses de embarazo. Al rato se sube un hombre de unos 50 años y se sienta al lado y el ómnibus se llena a la altura de la Facultad de Ciencias Económicas. Pocas cuadras después se sube una señora que tendría más de 60. Al ver que nadie le cedía el asiento empezó a realizar gestos y a emitir comentarios a los que nadie llevaba el apunte. Hasta que la señora, ni corta ni perezosa, fue a decirle al chofer: “Hay una chica sentada en el asiento maternal y no está embarazada”. Sí, me fue a acusar con el conductor cobrador. Pero además de impertinente, miope. No entendí porqué esa animosidad contra una evidente embarazada y no contra el señor de al lado que estaba sentado en un lugar que no le correspondía. Yo no le dije nada a la señora, pero en el momento en que cruzamos miradas, yo me agarré la panza con cara de qué es esto: “‘¡¿Una sandía?! No, señora, ¡un bebé!”

- El “solidario” del 427: Eran las 18 horas y me subí en la Torre de Antel. Iba el ómnibus hasta la manija pero el asiento maternal contra la ventana estaba vacío. Le pido permiso a un señor. A lo que éste me contesta: “Va a subir una chica con un bebé”. El señor pretendía mantenerse sentado y ser solidario con un asiento vacío. “Y yo estoy embarazada de ocho meses. Así que somos dos para sentarnos y hay dos asientos”, le dije. Allá se levantó hecho una furia.

- Las negativas del 468: Hora pico en el Palacio Legislativo. No recuerdo los meses de embarazo pero fue en el tercer trimestre. El guarda tuvo el bien de solicitarme un asiento. Se dirigió directamente a una señora que, muy suelta de cuerpo, espetó un no. Se dirigió directamente a la señora de al lado la que se hizo la sota con una calidad impresionante. Se dirigió directamente a un señor que estalló en una protesta porque estaba operado y no sé qué más. Entre pregunta y respuesta estaba yo en tercera fila, agarrada de lo que podía, y tentando al destino en cada frenada. A las cansadas se paró una señora en la mitad del ómnibus.

Visto y considerando todo lo expuesto, las embarazadas y el transporte público no son compatibles. O, mejor dicho, los egoístas y las señoras mayores que pretenden un asiento aunque estén paradas sobre tacos aguja de 10 o más centímetros, no son compatibles con nadie. Y menos la señora que me preguntó hace unos días si “llevaba un perrito” en el portabebés. Federica todavía no aprendió a decir “guau”, señora.

 

Por María de los Ángeles Orfila

@orfilamaria

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments