Emprendedorismo en Uruguay

22/08/2013

Presentamos algunos indicadores que dan cuenta de la situación del emprendedorismo femenino en nuestro país y la región. Lo que en cierta medida explica la importancia y relevancia de este proyecto.

imagen2

El programa Más Emprendedoras apunta a aumentar la competitividad de los emprendimientos femeninos en Uruguay, promoviendo la creación y el desarrollo de empresas lideradas por mujeres. Este programa fue creado por Endeavor Uruguay y es financiado por BID – FOMIN.

Brecha

#1 Según datos del GEM existe una brecha entre la tasa de actividad emprendedora femenina y masculina. Para el año 2012, esta brecha se sitúa en casi 10 puntos porcentuales. (GEM Global Entrepreneurship Monitor, un proyecto de investigación sobre el nivel de actividad empresarial y emprendedora, que se realiza anualmente a nivel nacional en 42 países de todo el mundo. Liderado por la Escuela de Negocios de Londres y Babson College) Fuente: www.gemconsortium.org

#2 A pesar de una mejoría observada en los últimos años, las mujeres todavía permanecen por detrás de los hombres en temas de emprendedorismo. En general, este problema se enmarca como un tema de desigualdad de género; un problema a ser resuelto con el fin de promover la igualdad. Pero en verdad, este es también un problema económico que nos afecta a todos: mujeres capaces de establecer compañías que contribuyan al PBI y generen puestos de trabajo probablemente sean nuestro recurso económico más sub-utilizado. Fuente: www.kauffman.org

Emprender por necesidad vs por oportunidad

#1 El principal motor detrás de los emprendimientos femeninos está en la necesidad económica más que en la identificación de una oportunidad o en un deseo de desarrollar una idea innovadora. Fuente: Encuesta Barreras de Género Endeavor

#2 El GEM también nos permite discriminar los emprendimientos por motivación. Se observa que las mujeres emprenden más por necesidad, es decir, por no encontrar un puesto de trabajo adecuado, y los hombres por oportunidad, por atractivo que perciben en la opción de emprender, y no tanto por la ausencia de opciones. Para el año 2012, el GEM indica que el 82% de los hombres registrados dentro de la TEA (indicador que refiere a la Actividad Empresarial Emprendedora en fases iniciales) en Uruguay emprendieron por oportunidad, frente a un 76% en el caso de mujeres. Fuente: www.gemconsortium.org

Emprender por flexibilidad

Frente a la necesidad de tener mayor flexibilidad, y sobrecargadas por la brecha salarial y la falta de oportunidades en el sector privado, las mujeres de la región con frecuencia se vuelcan al sector informal y a emprendimientos personales. Debido a que elude las estrictas regulaciones laborales, la economía informal ofrece a las mujeres algo de flexibilidad, aunque por lo general a expensas de sus derechos laborales, pensión y otros beneficios. Por otra parte, su incursión en el empresariado otorga a la mujer mayor libertad para atender sus labores domésticas y de crianza y a la vez constituye una oportunidad para crecer y ascender que no suele darse en el sector privado formal. Fuente: http://idbdocs.iadb.org

Empresas más pequeñas

#1 Las mujeres son dueñas de empresas más pequeñas que las empresas de los varones. Fuente: Encuesta Barreras de Género Endeavor

#2 Un estudio realizado por el BID, junto con el Banco Mundial y GTZ, señala que para el año 2008 el 38% de las empresas con menos de 5 empleados estaba en manos de mujeres, pero sólo el 25% de las empresas de porte mediano (10 trabajadores o más), pertenecían a mujeres. Fuente: http://idbdocs.iadb.org

#3 Las empresarias tienden a tener menos empleados, poseen propiedades de menor valor, participan con menor frecuencia en jornadas de capacitación empresarial y trabajan menos horas. Estas características pueden explicar las diferencias en términos de desempeño y tamaño. Fuente: http://idbdocs.iadb.org

Ausencia de modelos ¿A quién tomar como ejemplo?          

Uno de los factores que predispone a emprender es el contacto con quienes ya emprenden. En 2010, 51,87% de los hombres manifestaron conocer personalmente a una persona que inició un negocio en los pasados dos años, frente a 36,39% de mujeres.

Concentración de emprendimientos en sector servicios

#1 Las trabajadoras se concentran en tres ramas de actividad: en el servicio doméstico se ubica 18,5% de las mujeres, en comercio al por menor y mayor 17,7% y, en servicios sociales y de salud, 12,4% (OMT 2010). Fuente: Encuesta Barreras de Género Endeavor

#2 La tendencia a concentrarse en el sector servicios se repite en el caso del empleo por cuenta propia: las empresas en manos de mujeres operan de manera perdominante en el sector servicios. Fuente: Encuesta Barreras de Género Endeavor

#3 La participación femenina en la fuerza laboral tiende a concentrarse en unos pocos sectores, principalmente comercio, educación y salud, situación que las torna más vulnerables ante crisis específicas. Fuente: http://idbdocs.iadb.org

 

El gran desafío es superar estas barreras y lograr el éxito de los emprendimientos. En Uruguay existen muchas emprendedoras que dan testimonio de que afrontar estos desafíos es posible y además genera beneficios. ¿Por qué no intentarlo?

Existen también redes que nuclean emprendedoras, con el propósito de compartir experiencias que puedan inspirar a otras, afrontar estos desafíos de manera más sólida, contar con herramientas de conocimiento que agregan valor a las empresas que lideran y crear espacios para  conocerse entre sí y descubrir nuevas oportunidades a través de ese relacionamiento.

Alentamos a las emprendedoras a acercarse a esas Instituciones a fin de que puedan recibir estos servicios y beneficios.

Te recomendamos estos sitios:

Organización de Mujer empresarias de Uruguay: www.omeu.org.uy

Más Emprendedoras: www.masemprendedoras.org

 

pie+emprendedorasMás

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments