¿Y usted cuanto sabe de lo que su hijo hace en su celular?

27/10/2013

Confirmado: su hijo es más vivo de lo que usted cree. Los adolescentes son grandes consumidores de aplicaciones en sus celulares, pero también han aprendido a cuidar su privacidad.

top10_aplicaciones

por Carina Novarese

Periodista, gerente de contenidos digitales de El Observador @carinanovarese

Los adolescentes son los grandes consumidores de aplicaciones. Nuevas investigaciones demuestran que la mayoría sabe bien cuáles son los riesgos y por eso han aprendido a cuidar su privacidad. Y, usted, ¿cuánto sabe de lo que su hijo hace en su celular?

Los riesgos a los que niños y adolescentes están potencialmente expuestos en Internet son innegables. Innegable también es la realidad de que son los grandes consumidores de información de todo tipo en la web, un fenómeno que ya es natural en sus vidas y que no cambiará, no importa cuánto esfuerzo hagan algunos progenitores por apartarlos del “mal”.

Hace poco se me ocurrió hacer un monitoreo de las redes sociales y servicios que usa mi hija, la mayoría de ellos desde su celular. Entre los adolescentes del mundo – y de Uruguay también- se ha popularizado Instagram, una red que usan cada vez más para compartir su forma de ver el mundo en imágenes. Esto implica, la mayoría de las veces, fotos de su intimidad: amigas frente a un espejo modelando la ropa nueva, poses inocentemente provocativas… y más.  Preocupada me preparé para darle el discurso de “cuidate en Internet”, de “todo lo que hacés en la web permanece en la web aún cuando lo borres”, de “te pueden ubicar si no cuidás la geolocalización”, y un largo etcétera.

Recién comenzada la perorata mi hija, que tiene 13 años, me frenó en seco: “mamá, mi cuenta de Instagram es privada. Sólo pueden ver mis fotos las personas a las que yo autorizo y son todos amigos que conozco, no acepto a ningún desconocido ni aunque sea amigo de un amigo”. Luego pasó a explicarme que tiene desactivada la opción de geolocalización en Twitter y servicios similares, una función que permite ver desde dónde se generó un tuit, con precisión casi milimétrica (dirección exacta por ejemplo).

Sorpresa. La nena sabe más de lo que su madre preveía. Y su caso no es una excepción. Un estudio realizado por el PewResearch Center en Estados Unidos entre adolescentes de 12 a 17 años, reveló lo que ya se sabía –que los jóvenes son los reyes de las aplicaciones- pero que a diferencia de muchos de sus progenitores están alertas ante los riesgos a la privacidad. El 58% de los adolescentes dijo haber descargado una app para su celular o tableta y el 51% declaró haber evitado descargar alguna aplicación debido a dudas sobre cómo esta administraba los datos privados. Además, el 26% dijo que instaló y borró alguna aplicación luego de descubrir que recolectaba información que no deseaban compartir.

El estudio también reveló que son sobre todo las chicas las más preocupadas por controlar la información personal que permite localizarlas geográficamente. Un internauta avispado puede recoger un sinfín de datos que, como las migas de pan de Hansel y Gretel, van dejando un rastro que permitiría no solo localizar a una persona que usa aplicaciones y redes sociales sino incluso conocer sus rutinas (a qué hora está almorzando y dónde, por ejemplo, en caso de que use Foursquare y entre en un restaurante que usa este servicio).

El Instituto Internacional de Computación de Berkeley creó una herramienta para “avivar giles”. Se llama Readyornot y permite ver el patrón geográfico de un usuario de Twitter, de acuerdo a los tuits que emitió. En teoría alguien podría saber si la persona en cuestión está fuera de su casa y aprovechar para robarla, por ejemplo. Y tantas otras  hipótesis.

Lo que revela el estudio del Pew Center es que los adolescentes son tal vez más cuidadosos de lo que se podría prever a la hora de tomar medidas que protejan su privacidad y por tanto seguridad. Y lo que infiero luego de leerlo entero (ver PDF aquí) es que los padres sabemos poco y nada sobre los comportamientos virtuales de nuestros hijos, algo bastante inexplicable si se considera que ellos pasan conectados al celular la mayor parte de las horas en que están despiertos (y hasta se duermen escuchando música en ellos). Es decir, le prestan más atención a los celulares que a nosotros.

Una buena manera de ingresar a su mundo es preguntarles qué aplicaciones usan y cómo las usan, sin que parezca que se trata de una caza de brujas.  La mejor estrategia: “¿me enseñás a usar Vine?”. Pero los padres también debemos renunciar a la pereza que a veces da aprender cosas nuevas. El sitio web CommonSense Media compila información de primera calidad sobre todo tipo de contenidos y la califica de acuerdo a las edades, categorizando entre aquellos que son apropiados para niños pequeños, medianos y grandes.

Es posible ingresar a la calificación que este sitio genera para cada una de las aplicaciones más populares que se usan en los celulares; además de describir el servicio, sus potencialidades y riesgos, CommonSense Media le da “nota” por su calidad y rango de aprendizaje.

En el interactivo que ven al comenzar este post describo las 10 aplicaciones de celulares más usadas por adolescentes uruguayos que usan smartphones; advertencia: es una lista basada en una nada científica pero muy casera “encuesta” entre jóvenes de entre 13 y 16 años. En ella linqueo a la calificación que este sitio web le da a cada aplicación. Tómese unos minutos y descubra de qué va cada una. Vaya así mi contribución a la sapiencia parental para entender mejor cómo los más chicos de la casa usan los celulares; vale la pena saber no solo cuáles son los riesgos inherentes a estos dispositivos y formatos (siempre hubo riesgos) sino también descubrir su enorme potencialidad para aprender y conectarse con el mundo.

Bonustrack

Diez principios para usar redes sociales con privacidad

Aplicaciones recomendadas para adolescentes de entre 12 y 14 años

Aplicaciones recomendadas para adolescentes de entre 15 y 17 años

 

Carina Novarese, Periodista

@carinanovarese

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments