El vestido de novia ideal para cada mujer

18/11/2013

Las mujeres sabemos lo importante que es elegir correctamente un vestido, para cualquier ocasión. Aún más para nuestra boda. ¡No te pierdas esta nota!

vogue.es

flickr.com/photos/makelessnoise/

Seremos el centro de las miradas, la atención estará puesta en nosotras y queremos lucir espléndidas… ¿o no?

 

Te damos algunos consejos para elegir el vestido indicado para ese día tan especial:

  1. Si tenés baja estatura: te recomendamos los modelos más sencillos, sin hombreras ni mangas abultadas. La cola debe ir de acuerdo a tu cuerpo, no exageres ya que se verá desproporcionado. Si medís menos de 1.60 no elijas una cola larga, no será buena para vos. Los vestidos con cuello serán los ideales ya que estilizan mucho tu figura. Los guantes también serán indicados para este tipo de cuerpo. Si te animás, podrás usar los vestidos más descubiertos, sobre todo en los hombros y el cuello. ¡No te sobrecargues, los detalles no serán buenos para tu estatura!
  2.  Si sos alta y delgada cualquier vestido es bueno. Lo ideal son los escotes pronunciados y las mangas onduladas que crean un efecto óptico de volumen.
  3. Si sos alta pero de complexión robusta, elegí un vestido sencillo. Los bordados y las telas demasiado trabajadas no te favorecerán. Las líneas simples estilizan tu figura. Evitá las hombreras, los tirantes cruzados, las faldas con mucho vuelo y los tablones amplios
  4. Si sos demasiado delgada: elegí una tela más pesada como velvet, satín o moire.
  5. Si querés disimular esos kilitos de más: usá un vestido con una cintura definida, al estilo princesa. El corte bajo el busto también es bueno para esto. No elijas vestidos con demasiadas capas de telas ni detalles. Los escotes pronunciados y en forma de V serán ideales.
  6. Si deseás disimular tu busto: un cuello alto o en V, te puede ayudar. Debés evitar los vestidos con la cintura demasiado marcada.
  7. Si tenés poco busto, procurá crear volumen a la altura del pecho. El cuello acompañado de drapeados, bordados y brillos te ayudan a dar volumen.

Siempre prestá atención a las telas que elegís, evitá sobrecargarte.

El encaje por ejemplo es una tela muy pedida por las novias, de la que no debés abusar.

Te mostramos algunas imágenes de la Colección 2014 de reconocidas marcas:

Colección 2014 by Carolina Herrera:

¿Te animás a otros colores?

No te quedes solo con el blanco. Hay miles de gamas y colores originales que podés elegir, combinados o no con blanco.

Antes de que sea tu boda realizá una prueba todo el conjunto que usarás. Vestido, zapatos, accesorios. Evitá ansiedades y nervios a último momento.

Tomate tu tiempo. No elijas un vestido apurada, tendrás que tener en claro lo que querés para ese día tan especial, cuánto te disponés a gastar, qué estilo buscas, etc. Deberás tener tiempo para ajustar detalles, corregir cosas… y para eso es importante que unos 5 o 6 meses antes tengas pensado tu vestido.

Empezá de a poco mirando revistas, imágenes, programas, sitios en internet. Irás definiendo tu estilo, pero siempre tendrás que tener en cuenta el tipo de cuerpo que tenés; para verte elegante debes tener en cuenta qué es lo más favorecedor para vos.

Escuchá todas las opiniones, pero la verdaderamente importante es la tuya. Sentirte segura del vestido que llevás te ayudará a disfrutar aún más de tu boda.

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments