Dieta previa al embarazo

12/12/2013

Si buscás quedar embarazada, cuidar tu alimentación es una de las claves más importantes. ¡Enteráte!

dieta-previa

¿Influye?

Sí, influye directamente.

Cuidar tu alimentación es clave porque un cuerpo saludable tiene más posibilidades de gestar y a la vez te asegurás de comenzar el embarazo de una manera saludable.

Comer los alimentos correctos (y evitar los incorrectos) ayudan a tener un bebé sano pero además aumentan las posibilidades de concebir.

Decile sí a:

- Vegetales de hojas verdes.

- Maníes.

- Paltas.

- Cereales.

- Jugo de naranja.

- Alimentos con muchas vitaminas, minerales, proteínas y fibras.

- Alimentos con hierro.

- Frutas y verduras, que serán tus mejores aliados.

- Alimentos con ácido fólico, estimulan la producción de hemoglobina, lo cual ayudará a que la placenta se forme mejor y más rápido. Podés consumirlo en: avellanas, arvejas, brócoli, naranjas, lentejas, maníes, girasol, trigo, garbanzos, espinaca, espárragos, porotos negros e hígado.

- Una dieta mediterránea.

“Un estudio elaborado en la Universidad de Navarra, que se ha realizado con 2.000 mujeres de 20 a 45 años, constata que las mujeres que siguen una dieta mediterránea pueden aumentar las posibilidades de lograr un embarazo, gracias a los beneficios de ese tipo de alimentación. El estudio ha sido elaborado por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública y el Instituto Cultura y Sociedad de la Universidad de Navarra. Los investigadores han llegado a la conclusión que las mujeres que seguían una dieta mediterránea tenían menos dificultades para lograr un embarazo. Para llegar a esta conclusión, el estudio ha seguido dos patrones de dieta: uno más occidentalizado y otro mediterráneo. La dieta occidental se basaba en un alto consumo de carnes rojas, comida rápida, lácteos enteros, patatas, huevos, cereales refinados, salsas y refrescos, entre otros. En cambio, la dieta mediterránea incluía un alto consumo de aceite de oliva, verduras, pescados, frutas y carne de ave en lugar de carnes rojas, así como un mayor consumo de lácteos bajos en grasa. En función de estos dos modelos, y tras realizar el seguimiento de las voluntarias durante una media de seis años y medio, los investigadores han observado que las mujeres que consumían la dieta mediterránea habían acudido un 44% menos de veces al médico por dificultades en quedar embarazadas”. Fuente: Mi Bebe y Yo

Decile no a:

- Alimentos con exceso de grasas.

- Alimentos con azúcar extra.

- Alimentos con conservantes.

- Grandes excesos de cafeína, teína o alcohol.

Planeá comidas ricas en nutrientes, que te proporcionan más cantidad de vitaminas, minerales y proteínas.

¡Cuidá tu alimentación antes de concebir!

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments