Jengibre, mucho más que un afrodisíaco natural

24/01/2014

El jengibre es conocido y nombrado por muchos por sus múltiples beneficios. El poder afrodisíaco es uno de sus más populares usos, pero no se queda solo con eso.

jengibre

“La planta del jengibre es procedente de las zonas tropicales del sudeste asiático. Sus hojas angostas y pequeñas flores amarillas y violetas, similares en cierta forma a los lirios. Cuando se lo cultiva en las laderas de montañas, crece más de un metro, especialmente en condiciones de mucha sombra. La raíz tiene aspecto nudoso, es levemente dura y llega a alcanzar una cmedida de tres centímetros de diámetro. Para poder utilizar la raíz del jengibre, debe ser extraída pasados los seis meses desde que fue plantada. Debe ser lavada en primer término. Luego deberá dejarse secar durante varios días. Este procedimiento permite almacenar el jengibre durante varios meses a temperatura media. China e India son los principales productores de jengibre, seguidos por Australia, Hawai e Indias Occidentales. Se dice que el cultivado en Jamaica es de mejor calidad que el resto” Fuente: Alimentacion-sana.org

¿Cuáles son sus beneficios?

- Posee aceites, vitaminas B6 y C, minerales (calcio, potasio, fósforo y magnesio).

- Reduce los síntomas de mareos y vértigos.

- Es un tónico circulatorio, que previene enfermedades cardiovasculares.

- Alivia síntomas de gripe.

- Es un antiinflamatorio natural.

- Mejora la tonicidad muscular.

- Estimula la circulación.

- Aumenta la vitalidad y el deseo sexual.

- Su aroma estimula todos los sentidos, produciendo también un estímulo sexual.

- Posee capacidad antibacteriana y ayuda a regularizar la flora intestinal.

- Previene el mal aliento.

- Previene el dolor muscular. “El estudio, que aparece en la revista The Journal of Pain, mostró que una dosis diaria de jengibre aliviaba el dolor muscular causado por lesiones inducidas por el ejercicio. En dos experimentos distintos, los investigadores observaron los efectos de dos gramos de jengibre crudo o tratado con calor, en forma de complemento, sobre el dolor muscular causado por el ejercicio en 74 adultos sanos. Los participantes realizaron varios ejercicios diseñados para inducir dolor muscular durante un periodo de once días, mientras tomaban complementos de jengibre o una pastilla placebo. “El consumo diario de jengibre crudo o tratado con calor resultó en reducciones entre moderadas y grandes en el dolor muscular tras una lesión muscular inducida por el ejercicio”, escriben el investigador Christopher D. Black, del departamento de quinesiología de Georgia College y State University de Milledgeville, y sus colegas”. Fuente: WebMd.com

No se recomienda su consumo en caso de:

- Tener cálculos biliares o antecedentes de esta enfermedad.

- Tener llagas o aftas en la boca.

- Consumir medicamentos que puedan estar contraindicados, siempre debés consultar a tu médico de confianza.

¿Cómo se consume?

Podés consumirlo con salsa de soja, vinagre, limón o aceite para elaborar ricas salsas para tus platos.

Es un ingrediente que combina muy bien para aderezar arroz, verduras y comidas agridulces, así como frutas cítricas; sabiéndolo combinar va muy bien en sopas y para aderezar pescados y carnes.

El aceite de jengibre puede emplearse para hacer bebidas. Al igual que el ajo, hay que tener precaución a la hora de utilizarlo ya que tiene un sabor penetrante.

Se recomienda utilizarlo en pequeñas dosis e ir agregando según tu gusto.

Si elegís el jengibre fresco, no hay que guardarlo por más de dos o tres días. Para guardarlo, hay que hacerlo en una bolsa plástica bien sellada, y procurar no rallarlo hasta el momento en que se vaya a consumir.

Además, también existe en infusiones. ¡El té de jengibre es excelente! Simplemente hervís el agua y colocás una buena porción de jengibre rallado.

¿Te animás a comprobar sus beneficios?

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments