Spa de manos en casa

20/01/2014

Te proponemos una rutina para tus manos, fácil y práctica para hacer en tu propia casa.

spa-manos

Un tratamiento para tus manos, en 5 pasos:

1- Limpieza completa

- Lavá tus manos con el jabón más neutro que tengas, te recomendamos usar agua tibia.

- Quitá todo el esmalte de tus uñas si es que te has pintado antes.

- Utilizá un cepillo suave para quitar suciedades por debajo de tus uñas.

- Secá bien tus manos, cuidando de que no queden restos, pelusas ni nada que entorpezca tu limpieza.

- En un recipiente colocá un poco de agua tibia y jabón líquido neutro o de glicerina. Colocá tus manos y dejalas remojando unos 10 minutos. Esto aflojará tu piel y cutículas, además de favorecer una limpieza profunda y completa.

 

2- Tratamiento de cutículas

- Secá tus manos suavemente luego de terminar con tu limpieza.

- Tomá tu removedor de cutículas y empujalas suavemente hacia su base.

- Nunca debés cortarlas, porque ellas protegen tus manos y uñas.

- Con la tijera adecuada cortá los pellejos y restos de los costados de tus uñas.

Realizá este proceso con mucho cuidado de no lastimar tus manos.

3- Tratamiento de uñas

- Cortá y emparejá tus uñas.

- Limalas con una lima gruesa de la forma que quieras.

- Intentá que todas queden del mismo largo.

- Luego de que les diste forma, le darás una correcta terminación con una lima más fina y pequeña.

- Limpiá las uñas con un cepillo.

- Enjuagá tus manos con agua tibia y sécalas suavemente.

4- Hidratación y exfoliación de tus manos

- Utilizá un exfoliante para manos, delicado y confiable colocándolo con suaves movimientos circulares y hacia las puntas de los dedos.

- Luego aplicá una crema para manos, nutritiva e hidratante, recordando masajear bien el dorso de la mano y la zona de las uñas.

5- Esmaltado

¡Llegó el momento del esmalte!

- Limpiá tus uñas suavemente.

- Elegí el esmalte deseado pero antes deberás aplicar una cama de esmalte incoloro o fortalecedor. Esto hará que dure tu esmalte y que tus uñas no se manchen.

- Luego aplicá una o dos capas del esmalte que elijas, del color que quieras.

- Encima te recomendamos otra capa de brillo o protector, ¡para que tu esmalte dure mucho más!.

Completá esta rutina, y al spa de manos lo tenés en tu propia casa.

 

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments