Cómo ahorrar energía casi sin esfuerzo

27/02/2014

La crisis global en la que estamos inmersos es protagonista en todos los medios, pero hay un medio en el que cada día los protagonistas somos nosotros, y es en nuestros hogares, en nuestras vidas cotidianas.

electricidad

Todos los días somos responsables de tomar decisiones relativas al consumo de energía, de agua y de alimentos entre otros. Estas decisiones pueden comenzar a convertir al planeta en un lugar más sostenible.

A continuación algunos consejos para ahorrar energía.

  • 1. Antes de calentar o enfriar tu casa, pensar en aislarla.

- Mantener las puertas y ventanas cerradas cuando haga mucho frío o calor.

- Tapar las rendijas de puertas y ventanas con burletes, silicona o masilla.

- Cuidar que los cajones de las persianas estén aislados.

- Instalar dobles ventanas.

- Revestir las paredes interiores con materiales aislantes.

- Al construir nuevos espacios, considerar la orientación de las habitaciones y utilizar materiales aislantes.

  • 2. Hacer un uso racional de calefacción y aire acondicionado.

- Apagar los equipos en la noche.

- Usar ropa adecuada en cada época del año y utilizar las fuentes artificiales de frío o calor en los días de temperaturas más extremas.

- Realizar un adecuado mantenimiento de los equipos.

- Instalar equipos de bajo consumo, realizando preferentemente instalaciones centralizadas.

  • 3. Comprar electrodomésticos de alta eficiencia energética.

- Prescindir de pequeños electrodomésticos que pueden sustituirse por trabajo manual (abrelatas, exprimidor, etc.).

- Adquirir grandes electrodomésticos solo con etiqueta de eficiencia energética A o B.

  • 4. Usar inteligentemente los electrodomésticos.

- Evitar abrir la puerta de la heladera innecesariamente, manteniéndola limpia y como máximo a 3/4 de su capacidad.

- Usar la lavadora con agua fría y sin sobrecargarla.

- Utilizar el lavavajilla a plena carga, siguiendo las instrucciones del fabricante en cuanto a la distribución de la vajilla.

- Evitar usar la secadora de ropa; en caso de ser necesario usarla luego de centrifugar con cargas consecutivas.

- Desconectar los pequeños equipos durante la noche.

  • 5. Optar por una iluminación que consuma menos energía.

- Aprovechar la luz natural.

- Apagar las luces en las habitaciones que no se estén utilizando.

- Cambiar las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo.

- Utilizar luces solares en exteriores, reduciendo la iluminación ornamental.

Fuente: Santosha.uy

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments