¿Todas lo fingen?

18/02/2014

El mito dice que “Todas las mujeres han fingido el orgasmo alguna vez y algunas todas las veces”. ¿Esto es cierto?

orgasmo

Una encuesta realizada en Estados Unidos y divulgada en el Journal of the American Medical Association, encontró que cerca del 43%  de las mujeres tiene algún problema con su vida sexual.

Uno de estos es la falta de orgasmo, y por ende, la necesidad de fingirlo durante las relaciones sexuales. Un porcentaje menor de mujeres expresa esta dificultad ante su pareja e intenta solucionarlo, pero no sucede en la mayoría.

¿Por qué sucede?
¿Qué lleva a las mujeres a fingir el orgasmo?

Cuando se le pregunta a las mujeres el motivo de esta actitud responden:
-    “Para no herir susceptibilidades de mi pareja”.
-    “Para no arruinar el momento”.
-    “Para terminar de una vez con la relación sexual”.
-    “Para cuidar la autoestima de mi pareja”.
-    “Porque temo confesar que no estoy disfrutando como me gustaría”.

Además, si se combinan estos argumentos con la presión que puede sentir una mujer para llegar al climax, el resultado es negativo.

Generalmente las mujeres comienzan a fingir cuando se encuentran con un hombre que se empeña en conseguir el orgasmo. Notan el esfuerzo, y la presión que se ejerce sobre ellas. Pero, teniendo en cuenta esta actitud, ¿qué pasa con lo que nosotras sentimos?, ¿por qué no buscar nuestro propio placer?, ¿qué hay de positivo en contentar al otro y quedar insatisfechas?

Algunas mujeres indican que temen no cuidar la pasión en su pareja y que esto influya en los posibles engaños o relaciones paralelas.

¿Es un mito o una realidad?
¿Por qué fingen las mujeres?
¿Cómo se sienten luego de eso?

Este es un tema popular y muy inquietante, sobre todo para los hombres, que se sienten inquietos y responsables de diagnosticarlo ¡quieren saber si mentimos o no!

¿Cuál es tu experiencia?
¿Por qué crees que se fingen los orgasmos?

“Es como si todas las células de tu cuerpo bailaran al mismo tiempo”. El orgasmo implica esa magnifica sensación de cosquilleo y explosión total, que vale la pena sentir. Es algo tan íntimo como cualquier otra conducta biológica y pertenece a la persona que lo siente. Por ende, no te conformes y siempre buscá el placer que merecés.

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments