Fútbol femenino: una moda saludable

27/03/2014

Históricamente la práctica de deportes se dividía según el género. Hoy en día esa distinción ha desaparecido y se han popularizado deportes como el fútbol femenino que resultan altamente beneficiosos para la salud de las jugadoras.

flickr.com/photos/vreimunde/
flickr.com/photos/vreimunde/

El fútbol constituye una actividad aeróbica. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este tipo de acción mejora la función cardiorrespiratoria y la resistencia, además de quemar grasas y ayudar al descenso de peso. Practicándolo se evita la posibilidad de padecer enfermedades como el colesterol, infartos cardiovasculares, obesidad o hipertensión.

Por otro lado, es un deporte que ayuda a fortalecer la musculatura y la flexibilidad. Si bien la gran mayoría de los músculos que trabaja son de las piernas, también ayuda a fortalecer los glúteos y eliminar la grasa abdominal. Lo cual determina que sea una actividad recomendada para mantenerse en forma.

Cuando uno realiza ejercicio libera endorfinas. Las endorfinas son hormonas que genera nuestro cuerpo capaces de causar placer y relajación. En la jerga se las denomina hormonas de la felicidad dada la reacción que producen en nuestro organismo.

A la hora de elegir un deporte para realizar, no hay que tener en cuenta solo los beneficios físicos que este nos aporta. La salud mental también es importante. Muchas mujeres lo juegan para despejarse, distraerse de la rutina y disminuir el estrés diario.

Como deporte colectivo que es, promueve valores como la solidaridad, el compañerismo y respeto por el rival. Es una actividad social que genera compromiso –entre las jugadoras y con el equipo-. Debemos también destacar el carácter competitivo del fútbol. La competencia le brinda a la práctica un complemento de emoción y adrenalina que lo hace más disfrutable.

Se puede decir que el fútbol femenino está de moda. Sin embargo, a nivel mundial se practica cada vez de forma más profesional. La FIFA tiene programas para el desarrollo de éste deporte para así generar más oportunidades para las mujeres que se mueven en ese ámbito. A pesar que en Uruguay no se practica profesionalmente, existen cada vez más equipos y campeonatos. Por lo que no se descarta que en un futuro cercano se empiece a competir a nivel internacional.

En conclusión, es un deporte integral que unifica mejoras tanto en la salud mental como en la física. Genera distensión, libera endorfinas, baja el estrés, ayuda a bajar de peso y previene enfermedades letales en nuestra sociedad. ¿Nos unimos a la moda?

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments