Yoga, balance y balanza

11/03/2014

Quiero adelgazar… ¿Yoga?

yoga-adelgazamiento

1. ¿Necesito ser delgada y flexible para practicar yoga?

Antes que nada hay que recordar que yoga no es un ejercicio físico sino una filosofía y forma de vivir en la cual practicar asanas es solamente uno de los ocho pasos descritos por Patanjali. El corolario es que el yoga es para todos, no solo para los cuerpos esbeltos que vemos en fotos retorciéndose como pretzels.

En cuanto a la parte física el yoga, es claro que debe adaptarse a cada persona y a sus posibilidades. Además de la guía del instructor, para esto es fundamental respetar los pasos de una práctica sincera, y entender que el cuerpo y la mente cambian de estado cada día y los límites se van moviendo más rápido de lo que creemos, especialmente cuando se practica con constancia y devoción.

2. ¿Me ayudará el yoga a combatir mi sobrepeso?

La respuesta corta es si.

Ahora la respuesta larga.

El yoga es una disciplina psico-física espiritual con diversos beneficios en los tres planos, algunos de los cuales favorecen el descenso de peso.

- Favorece la digestión, eliminando estreñimiento e hinchazón.

- Mejora la circulación sanguínea en las glándulas endocrinas que controlan el apetito y el estado de ánimo.

- Mejora la circulación linfática, aumentando la eliminación de toxinas.

- Regulariza los patrones de sueño, ayudando a tener un descanso reparador.

- Genera conexión con el cuerpo, lo cual disminuye la autocrítica y aumenta la aceptación por aquello que no se puede cambiar.

- Aumenta el equilibrio interior, lo cual ayuda a controlar la ansiedad.

- Aumenta la autoestima debido al fortalecimiento de la voluntad y del cuerpo físico.

- Favorece la relajación, ayudando a controlar el estrés.

Luego de ver estos beneficios es fácil entender por qué la mayoría de las personas que comienzan a practicar yoga regularmente disminuyen su peso y moldean su cuerpo.

Antes de terminar, una nota personal.

Es válido que tu motivación para practicar yoga sea exclusivamente física. Solo te propongo un upgrade, tomalo o dejalo. En vez de practicar para adelgazar, practicá para lograr balance en tu vida y sentirte en armonía con tu cuerpo; en definitiva para estar cómoda en tu propia piel.

Parecen conceptos similares pero son bien diferentes. De todos modos, ambas cosas no tardarán en llegar.

Fuente: Santosha.uy

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments