La pregunta esencial

6/05/2014

Para quienes nunca han practicado yoga, ¡el momento es ahora!

lululemon.com/
lululemon.com/

por Maru Karlen

Profesora de yoga, consultora de empresas, creadora del proyecto Santosha Yoga Uruguay.

Mi maestro un día me preguntó: ‘Maru: ¿quién sos?’ Y enseguida me advirtió: ‘no me digas a qué te dedicas, dónde naciste, en qué crees, qué te gusta ni qué haces en tu tiempo libre, decime quién sos.’ Antes de responder repasé rápidamente mi forma habitual de presentarme; me di cuenta que lo que siempre hacía era responder a todas esas preguntas, y no a la pregunta esencial.

La pregunta en sí misma trasciende la respuesta que di aquel día. Les cuento esta historia porque para mí esta pregunta tiene mucho que ver con el yoga como camino de autoconocimiento; quienes practican y conocen de qué se trata el yoga me entenderán.

Sin embargo hoy no quiero hablar solamente a quienes practican yoga, sino a todo aquel que alguna vez se hizo esta pregunta, o a quien se la está haciendo ahora mismo por primera vez.

Decir yoga para muchos es sinónimo de monjes, túnicas, nudos humanos, incienso y deidades. Pues bien, esas son las primeras imágenes que me gustaría poner en duda aquí. No es necesario nada de esto en la vida para ser un yogui.

Si pienso en mi vida, lo cierto es que he crecido en una familia tradicional (no estoy segura de que lo sea, aunque ¿cuál lo es al final de cuentas?), he estudiado una carrera tradicional y mis días desde hace varios años han transcurrido más cerca de las empresas que de los Himalayas. Seguramente sean muchos en la misma situación.

Lo que hoy quiero transmitirles es que el yoga está disponible para todos, no importa lo ocupados que estemos, no importa cuán flexibles seamos, ni si alguna vez nos sentamos a meditar o no.

Solo importa ir construyendo un estilo de vida más consciente que nos permita vivir felices en el presente en armonía con el todo.

Om tat sat,

Maru Karlen

http://about.me/marukarlen

http://santosha.uy

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments