Las emociones inevitables experimentadas al viajar

8/05/2014

El sitio hostelworld.com las junta en esta nota. ¿Estás de acuerdo?

flickr.com/photos/fdecomite/
flickr.com/photos/fdecomite/

No importa qué tipo de viaje realicemos, las emociones surgen y pueden generalizarse en este listado.

Ya sea que se trate de unas vacaciones en la playa por una semana o un viaje dando la vuelta al mundo, hay algunos sentimientos que seguro experimentarás.

  • 1- Emoción.

Esa pequeña semilla de la pasión por los viajes crece y crece hasta que te decidís a dar el paso y finalmente comprar el pasaje. No hay vuelta atrás, las fechas se fijan, y esperás con impaciencia la llegada del gran día.

Reservás tu alojamiento , comenzás a hacer la investigación sobre el viaje, analizás blogs, guías, consultás con otros que hayan ido. ¡La planificación del viaje es sumamente interesante!

  • 2- Anticipación.

La anticipación puede ser tanto buena y como mala. ¿Por qué?

Mientras que a menudo te encontrás soñando con todas las grandes cosas que van a suceder mientras viajás, a veces empezás a sentir nervios exagerados también. Esta ansiedad anticipada puede generar estrés, insomnio, etc. Lo ideal es preparar todos los trámites, papeles y compras necesarias para el viaje con anticipación. ¡No te dejes estar!

  • 3- Asombro.

Te fuiste, dejaste atrás todas esas preocupaciones y llegás a destino. ¿Qué pasa en ese momento? Tal vez es una ciudad bulliciosa , tal vez es un lago tranquilo, tal vez estás a punto de perderte en las montañas durante unos meses… el lugar es lo de menos, el asombro está presente.

Estés donde estés, probablemente quedes impresionada por lo increíble que es, por lo diferente o excitante. ¡Nunca pierdas ese sentido de asombro, es lo que hace sentirte viva!

  • 4- Alegría.

Elegiste ese lugar por una razón, algo sobre lo que tiene te atrajo. La cultura, la comida, la arquitectura, la naturaleza, la gente. Tal vez estás viendo el lugar por primera vez, tal vez por décima, de cualquier manera, la alegría te invade.

¡Estás llena de alegría por tener la oportunidad de ver esta parte del mundo!

  • 5- Pertenencia.

Tal vez estarás ahí unos pocos días, pero en algún momento encontrarás que ese lugar te pertenece de alguna manera. Encontrarás tu sitio preferido, el restaurante que más te guste, el pub más atractivo o el museo más interesante. Cada lugar en el mundo tiene maravillas para cada una de nosotras, sólo tenés que ir por las tuyas.

  • 6- Frustración.

¡No todas las emociones son positivas en un viaje!

Incluso el viajero más tranquilo a veces llega a su punto de ebullición. Todo ha ido bien, pero un mal día puede realmente jugarte una mala pasada. Es más fácil sentirte frustrada cuando estás cansada, hambrienta , perdida, enferma, o sola.

  • 7 – Aceptación.

Dejás atrás ese mal día y te volvés a enamorar del lugar donde estás.

No todos los viajes son fabulosos, pero aceptar eso es la clave del éxito y de que la conclusión final de tu experiencia sea positiva.

  • 8 – Tristeza por el regreso.

Ya estás en casa… los recuerdos de tu viaje serán increíbles y quedarán guardados en vos, pero asumir la rutina nuevamente no es nada fácil. “No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió”, dicen, y es la clave.

¡No te pierdas el placer de viajar! Sea donde sea, aprendé de cada lugar nuevo que visitás.

Fuente: hostelworld.com

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments