Un tipo de shampoo para cada tipo de pelo

7/05/2014
shampoo-tipo-pelo

Lavar tu cabello es una de esas prácticas, como cepillar sus dientes y lavar tu cara que la mayoría de nosotras hacemos automáticamente. Enjabonar, enjuagar, acondicionar, secar con una toalla, secar con secadora y seguir con tu día. Para cualquier persona lo suficientemente afortunada de nacer con un pelo brillante y fabuloso, esa rutina rápida está bien. El resto de nosotras, necesitamos esforzarnos más para cuidar de nuestro cabello.

Con tantas opciones en marcas y tipos de productos para el pelo, el primer paso es descifrar lo que se ajusta a tu pelo.

¿Cuál es su tipo de cabello?

¿Es la textura de tu cabello rizado o liso? ¿Se pone crespo o queda liso? ¿Lo teñís?

Para cada tipo de cabello hay un shampoo hecho para él. La manera más fácil de encontrar el producto correcto es encontrar palabras en la etiqueta que coinciden con tu tipo de pelo, como “seco,” “graso,” “fino” o “crespo.”

  • Cabello fino

Lavá tu cabello con un shampoo para dar ‘volumen’, para agregar cuerpo.

  • Cabello rizado o crespo

Para dominar el cabello rebelde y evitar los mechones secos y que se ven dañados, se sugiere un shampoo específico para cabello tratado químicamente o seco.

  • Cabello seco

Buscá un shampoo con una reposición de humedad intensiva. Lo ideal es examinar la lista de ingredientes para ver si contienen aceites naturales, los cuales son absorbidos por el cabello. El aceite de coco es uno de los mejores emolientes para el cuidado del cabello. Otros son el aceite de aguacate, aceite de semillas de uva, el aceite principal en el aceite de Marruecos.

  • Cabello grasoso

Lo idea es comprar un producto específico para cabello graso. ¡Alejate del shampoo con acondicionador 2 en 1!

  • Cabello teñido

Elegí un shampoo para conservar el color. Una vez que hayas encontrado el tipo correcto de producto, probá diferentes marcas hasta que encuentres la que te gusta, es la única receta.

¿Debes acondicionar tu cabello?

Antes de 1950, el champú no era más que un jabón líquido. Luego vinieron los surfactantes. Aunque eran baratos y conservaban el volumen natural del cabello, esos limpiadores también eran duros y secaban el cabello. Llegaron los acondicionadores que fueron diseñados para agregar humedad al cabello reparado por el shampoo.

Para retener la humedad del cabello, acondicinalo cada vez que lo lavás.

¿Debes lavar tu pelo diariamente?

Muchas personas lavan su cabello todos los días. Es posible que no necesites hacerlo, lavarse el cabello tres o cuatro veces a la semana es suficiente. Lavar excesivamente elimina los aceites naturales del cabello.

La técnica importa

Lavar tu cabello parece algo sencillo, pero tiene algo de técnica. No solo apliques un poco de shampoo sobre tu cabeza y luego empezá a frotarlo, eso puede dañar la cutícula del cabello y hacer que se ponga crespo. En lugar de eso, poné una cantidad del tamaño de una moneda en el centro de tu mano y enjaboná entre sus palmas. Luego aplicá el shampoo, empezando en la coronilla, la parte superior de tu cabeza hacia la parte de atrás y suavemente distribuilo a través del resto de tu cabello. Masajeá, no lo frotes, con las yemas de los dedos.

¡A aplicar los consejos para tu tipo de pelo!

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments