Nuestro mundial, un blog mundialista y femenino

16/06/2014

El Observador presentó un espacio que analiza el mundial Brasil 2014 pero de una manera muy peculiar. ¡Conocelo!

elobservador.com.uy/nuestromundial
elobservador.com.uy/nuestromundial

Es de esperarse que en este blog se derriben mitos y se contesten asuntos importantes como: ¿Por qué Ronaldo insiste con desnudarse y hacer poses de fisicoculturista cuando festeja un gol?

Una divertida y diferente manera de ver, opinar, analizar y divertirse con el mundial. ¡Que nos incluye!

  • ¿Quién es Rosa?

“Soy Rosa L’Orsai. Estoy preparada genéticamente para hablar de fútbol: mi apellido me hizo nacer con la capacidad de entender la compleja ley del offside en todo su conjunto, incluido sus vacíos legales”.

  • Para conocer un poco más el blog… compartimos sus primeros análisis:

Claves para un mundial exitoso

elobservador.com.uy/nuestromundial

1. El mundial es el mundial

No lo mezclemos con el omnipresente fútbol local de todos los días de nuestra vida, de multiplicidad de campeonatos, análisis y metadiscursos (cuando no se juega se habla de), de finales en cuarenta capítulos (una definición global que incluye pre-final y otra al mejor de ¡dos finales! ¿No se necesita un número impar para definir?). El mundial es sencillo y emocionante: selecciones que representan países, series de cuatro equipos de las cuales clasifican los dos primeros, después partidos eliminatorios hasta que un campeón levanta una copa. Punto. Nos vemos en Rusia en cuatro años. ¡Y cómo nos vemos! El pasto es verde fulgurante, las camisetas y las tribunas coloridas, los jugadores son estrellas de rock glamorosos y musculosos, y las transmisiones son increíbles. Por si fuera poco, esta edición tiene el calor caótico de un país como Brasil de escenario. Yo lo viví: en Sudáfrica 2010 empecé por saber la coreografía del Waka Waka de Shakira, después me subí al camión del exitismo patriota y terminé llorando en el partido Uruguay-Holanda. El mundial es el mundial.

2. Armar bien el equipo

Lo dicen todos los futbolistas: lo importante es el grupo humano, y nuestro caso no escapa al cliché. Tiene que ser homogéneo, ese ha sido uno de los aciertos del Maestro Tabárez al armar la selección. Nada de intentar armar un combinado frente al televisor con los que se enfervorizan y los que bostezan; los que hacen el gesto de cabecear en los centros en contra y los que relatan anécdotas de la oficina; los que le hablan al juez, a los jugadores y al Maestro como si los escucharan y los que comentan “qué linda tenés esa planta, ¿le pasás algún producto para que brille?”. Este no es el tiempo de congraciarse con la suegra e invitarla a ver un partido (a menos que se dedique a jugar con sus nietos en el cuarto de ellos durante los 90 minutos). La única excepción posible a esta regla básica es la ceremonia inaugural.

3. Planificar la jugada

¿Por dónde entra la picada a la mesa ratona? ¿Quién repone las bebidas? ¿Cuál es el camino hacia el baño? Todo esto tiene que estar pensado de antemano, para no hacerle honor a mi apellido y quedar en orsai tapando la tele mientras el resto intenta esquivar el cuerpo atravesado. Para poner las vituallas sobre la mesa, se deben controlar dos variables fundamentales: a) repetición del acto: dos veces por tiempo como máximo y prohibido pasar en los últimos 15 minutos de partido; b) importancia de la jugada: el centro al área es la más nociva de todas, la narración queda incompleta y el espectador damnificado tiene derecho a réplica con epítetos descalificadores incluidos. Conviene entrar en cuadro durante los saques de arco y laterales (sobre todo si saca Uruguay que, como en la salida de la luz roja del semáforo, tiende a demorar la acción en forma burocrática más que ninguna otra selección del mundo). Atención: las repeticiones y los replay en cámara lenta pueden parecer un buen momento para pasar frente a la tele, pero en ciertos casos son más importantes que las propias jugadas en vivo.

4. Jugar en las dos áreas

Si no lo han probado todavía, les cuento que el ejercicio de tuitear mientras se ve deporte por televisión es fantástico y saludable. Quedan cordialmente invitadas (invitados los varones también, por supuesto), a usar el hashtag #LadysoftMundial.

 ¡Preparate porque esto recién comienza!

Seguí el Blog haciendo click aquí.

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments