Apiterapia: una alternativa que crece

11/07/2014

Es un método natural, en el cual se usa la apitoxina que segrega la picadura de una abeja. Esta es inyectada directamente en la zona a tratar.

apiterapia-y-dolor-cronico

Esta práctica es muy común en China y Corea, por ejemplo, donde estos tratamientos propios de la medicina ancestral conviven con las terapias convencionales.

En la actualidad la apiterapia se aplica en todo el mundo como una forma de tratamiento alternativo, destacando Estados Unidos donde existe la American Aphiterapy Society.

Es un método natural en el cual se usa la apitoxina que segrega la picadura de una abeja. Esta es inyectada directamente en la zona a tratar. Esta sustancia es muy eficaz y ha demostrado tener efectos curativos.

La apiterapia es recomendada para enfermedades como:

- Reuma.

- Artritis.

- Gota (puede darse por el exceso de ácido úrico en la sangre y altos niveles de proteína en la sangre).

- Várices.

- Migrañas y jaquecas.

- Lesiones deportivas.

- Otros tipos de dolores.

 

¿En qué consiste en tratamiento?

Primero se evalúa al paciente y luego se determina las dosis y lugares en donde se aplicará la apitoxina.

El tratamiento consiste en exponer al paciente al contacto directo de la picadura de la abeja en la zona inflamada o que requiera calmar el dolor. Al recibir la dosis de apitoxina este tiene un efecto similar al de un analgésico y antiinflamatorio natural.

La apiterapia es curativa gracias a su compuesto de apitoxina, disminuyendo progresivamente los dolores.

También existen cremas y geles compuestos por apitoxina, para aplicarlas directamente y calmar el dolor.

Los productos recomendables y destacados en apiterapia son:

- Miel cruda: carbohidrato de alta calidad que se convierte rápidamente en energía.

- Propóleos: es rico en vitaminas, minerales, fitonutrientes antioxidantes y flavonoides.

- El polen de abeja: contiene aminoácidos, vitaminas B, C, D y E, y antioxidantes.

- Jalea real: esto es lo que sólo la abeja reina se come. Es producido por una glándula en la abeja obrera y está llena de vitaminas A, B y E y antioxidantes.

- El veneno de abeja: es una sustancia con más de sesenta componentes, principalmente proteínas, enzimas y péptidos incluyendo la melitina.

Informate y consultá con tu profesional de confianza, es una terapia alternativa que crece cada día más en nuestro país, con excelentes resultados.

 

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments