El juego de los niños: una guía para padres

31/07/2014

¿Cuál elegir?, ¿cómo jugar con los niños?, ¿qué implica esta actividad en los más chicos?

guia-juego

por carolina-autino

Psicóloga uruguaya.

El juego es una actividad placentera, afectiva e intelectual. Los adultos debemos darle la importancia que merece; y fomentarlo en los más pequeños.

El hábito del juego es sumamente saludable para los niños, en todas las edades. Los juegos pueden ser con o sin objetos. Cuando los niños usan juguetes, se apoyan y se potencian en el juego. Por lo tanto, es importante que tengamos en cuenta qué juguetes son necesarios para nuestros niños y cuáles será mejor evitar.

El juego favorece:

- La integración de todos los sentidos.

- La espontaneidad.

- La creatividad.

- La individualidad y las actividades en grupo.

- La inteligencia.

- La maduración.

- La libertad.

- La comprensión.

- La seguridad.

El juego es el lenguaje de los niños y merece su lugar, todos los días.

Mediante el simple juego los niños aprenden a convivir, a relacionarse con otros, a divertirse, a crear, a imaginar. Aprovechan el juego para comprender cómo funciona el mundo y qué hacer con él. Los juegos de los niños deberían considerarse como sus actos más serios, y los adultos, debemos reconocer esto.

Jugando los niños crean su propio mundo y esto es increíblemente saludable.

Como padres hay que ser fuertes ante las convicciones, y no dejarse llevar por publicidades, por la televisión o por el incansable pedido de nuestros niños. Deben guiar, ayudar y reordenar los gustos y pedidos de los niños, para colaborar con su saludable evolución.

¿Por qué es tan importante elegir los juguetes correctos?

Porque ese objeto que elijamos para nuestros niños, será el que potencie su juego. Por ende, además de placer, les proporciona enseñanzas, estímulos y aprendizajes.

En los dos primeros años de vida el juego ejercita todos los esquemas sensorio-motores que vamos logrando: seguir con la mirada, escuchar, golpear, insertar, derribar, etc. Los juguetes en esta etapa proporcionan seguridad.

A partir del segundo año, las fantasías comienzan a crecer, y los niños van creando sus mundos imaginarios. Por ende, los juguetes que proporcionan realismo serán importantes. Estos son muñecas, coches, animales, cocinas, electrodomésticos, aviones, etc.

A partir de los 6 ó 7 años comienzan los juegos con reglas. Por ejemplo: deportes, juegos de mesa, juegos de ingenio, etc. Los niños empiezan a buscar la compañía de otro.

Aproximadamente a los 10 años, llega el juego más competitivo. Se forman grupos, y se va reafirmando la competencia y los deportes.

De los 10 a los 12 años, llegan los cambios de la adolescencia, y es una difícil transición. Juegos deportivos, con reglas pero también actividades individuales.

Todo niño necesita jugar, de acuerdo a su edad. Los juguetes ofrecen posibilidades infinitas que debemos reconocer para potenciar su estimulación.

Estimulá y potenciá a los más pequeños fomentando su juego, de acuerdo a su edad.

 

Por Ps. Carolina Autino

Lic. en Psicología

lic.carolina.autino@gmail.com

 

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments