¿Retenés líquidos?

26/08/2014

La retención de líquidos es un problema muy común en las mujeres. Aparece normalmente como síntoma o consecuencia de otras enfermedades como problemas renales, hepáticos, estomacales o cardíacos. La menopausia, el embarazo, el sedentarismo, una dieta desequilibrada y los malos hábitos también la potencian.

retencion_liquido

Ocurre cuando nuestro organismo es incapaz de mantener el equilibrio entre los líquidos que ingerimos y los que eliminamos. El exceso de líquido se acumula fuera de los vasos sanguíneos produciendo edema o hinchazón, no siempre visible.

Los síntomas dependerán de la cantidad de líquidos que retengas y de la parte del cuerpo que esté afectada.

Cuando no conseguís bajar de peso luego de hacer una dieta, te sentís pesada o ves hinchados tus pies, son señales visibles de que posiblemente estés reteniendo líquidos.

Pero no siempre se observa tan fácilmente.

¿Cómo saber si estás reteniendo líquidos?  Te damos algunos consejos para detectarlo:

1- Prestá atención a tus piernas y a tus pies. Las extremidades inferiores son las primeras afectadas por la retención de líquidos. Además de hinchadas las sentirás cansadas y pesadas.

2- Observá tus tobillos cuidadosamente. Es un centro proclive a sufrir por retener líquidos.

3- Si sentís calambres y adormecimiento en tus piernas es una señal de alarma. ¡Atención!

4- Observá tu rostro, especialmente pómulos y párpados.

¿Es posible prevenir la retención de líquidos?

- Controlá la sal en tu dieta.

- Dejá de lado la comida chatarra. El sodio en sangre potenciará la retención.

- Evitá las comidas demasiado condimentadas.

- Controlá tu estrés.

- Es importante evitar el sedentarismo y hacer ejercicio, la actividad física ayuda a controlar y eliminar este problema.

- La natación es un deporte excelente para evitar la retención de líquidos.

- Si tenés un trabajo que requiera pasar mucho tiempo sentada, es importante que al menos te levantes cada una hora a estirar los pies. También se recomienda trabajar con los pies en alto.

- Elegí el agua sin gas, siempre.

- Evitá las gaseosas y el alcohol.

- Evitá los ambientes con temperaturas excesivamente altas.

- No elijas la ropa demasiado ajustada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que para prevenir y tratar las enfermedades típicas de occidente, como la retención de líquidos, es fundamental basar nuestra dieta en alimentos de origen vegetal. Por eso, consumí a diario frutas, verduras, cereales, legumbres y frutos secos (ricos en fibra y sustancias protectoras como antioxidantes). Fuente: www.who.int/es/

Si el problema no mejora no dudes en consultar a tu médico.

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments