¿De dónde viene el té?

11/09/2014

El té es una bebida universal por excelencia que en su recorrido por el mundo ha logrado llevar su riqueza a distintos países, continentes y culturas.

moderatelyjoel.wordpress.com
moderatelyjoel.wordpress.com

por Monica Devoto

Sommelier de Té y Tea Designer. Pionera en degustaciones y catas de Té en Uruguay.

A medida que lo descubrimos y conocemos, recorremos también su historia y tradiciones. Es una bebida con espíritu, que al beberla nos transmite paz, plenitud y pureza.

Existen innumerables leyendas e historias acerca del té. Una de ellas nos habla del Emperador Chino Sheng Nung que en uno de sus recorridos por sus jardines, descansaba debajo de un árbol cuando una simple brisa hizo caer varias hojas dentro de su cuenco con agua hervida. En ese momento el Emperador comenzó a sentir un aroma inexplicable y refrescante. Curioso probó la bebida y sintió su poder energizante. El árbol resultó ser una Camelia sinensis, y a partir de ese momento, el té comienza a conquistar China.

Otras leyendas, por ejemplo la japonesa, transformó el origen en un drama espiritual. Cuentan que el príncipe Bodhidharma decidió no dormir durante 9 años en una de sus meditaciones. A los pocos años el sueño lo vence, y por la gran irritación de haberse dormido, se arranca sus párpados y los arroja en un jardín. Y fue entonces en ese lugar, que creció la planta del té como testimonio de su gran sacrificio.

Varias de estas leyendas coinciden en el carácter ancestral de esta bebida, sobre todo en oriente, y en su estrecha vinculación con el mundo budista. Siempre estuvo muy ligada a la espiritualidad, no solo para ejercitar la mente, sino también para acercarse a la paz infinita y alcanzar una meditación profunda.

Con las dinastías: Han, Tang, Song y Ming el té fue tomando fue adoptando diferentes formas. La dinastía Tang, fue la que le dio un gran valor al té, no solamente en lo gastronómico, sino también en el arte y la estética y en su forma espiritual para el budismo.

En este contexto surge el personaje más importante de esta época: el escritor Lu Yu, quién recopiló el libro Cha Chin, Libro del Té, donde sintetiza la filosofía Zen, el taoísmo, y lo que es más importante, la preparación del té en todas sus formas. A partir de él es que el té evoluciona y comienza a beberse.

“El té es una obra de arte que necesita una mano maestra para que sus nobles cualidades puedan brillar en todo su esplendor” Kakuzo Okakura

Mónica Devoto
Sommelier de Té
www.monicadevoto.com.uy

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments