Ana Torrejón

30/10/2014

Entrevista a la reconocida periodista, y Directora Editorial de Harper’s Bazaar Argentina.

culturadeportiva.files.wordpress.com
culturadeportiva.files.wordpress.com

Ferviente defensora de la democratización de la moda.

Su infancia en Puerto Madryn rodeada de naturaleza e inmersa en heroínas literarias moldearon su personalidad aventurera y luchadora.

Desde su lugar de periodista, docente y editora de Harper’s Bazaar, concibe la moda como un hecho cultural y apuesta a las nuevas generaciones comprometidas con la profesión.

¿Cuáles fueron y son hoy en día sus referentes?

Mis referentes son y han sido los buenos profesionales, los buenos periodistas. Si menciono a una o a uno, estoy siendo injusta con muchos otros. A lo largo de la carrera tuve inspiraciones, ayudas y muchos ejemplos con alto compromiso. El aliento hoy son nuevas generaciones, muy formadas y que tienen el compromiso con la noticia.

¿Cuáles eran sus aspiraciones de niña?

Me encantaban las heroínas de la literatura “Ana de los Tejados Verdes”. Jo, en “Mujercitas”, Doña Ximena en el “Mío Cid” y estaba convencida que lo mío era salvar el mundo. Dentro de esas misiones me ocupaba de comunicar todo y de allí surgió el sueño de la periodista accediendo al libro de Oriana Falacci.

En las redes sociales y su blog siempre tiene presente a Puerto Madryn y sus raíces, que forman parte de quien es usted hoy. Pero, ¿cuál es la relación que mantiene con este sentimiento que claramente la acompaña?.

 Una es la persona que se mira al espejo cada mañana. Una es la historia que la vio nacer y todos los caminos que recorrió. Madryn es parte de mi ADN. Soy nómade por naturaleza, amo viajar, pero muy estable en lo que son mis afectos. Sea en Madrid, en París o en Lima, hay un segundo en el que se me presentan mis marcos referenciales y allí radica la esencia.

¿Qué recuerda de ese momento al enfrentarse al campo laborar? ¿Cómo fueron los inicios?

No esperé terminar los estudios para trabajar, ya a los 14 años me parecía muy importante que una mujer sea responsable por sí misma. Me encanta hacer y he hecho de todo. Fui cadete, empleada en una tienda vintage, baby sitter, asesora de imagen ad honorem, vestuarista de rock…. Aprendí en absolutamente todos los trabajos.

¿Cómo llegó la oportunidad de trabajar en Hermés?

No fue algo que busqué pero fue algo que alguna vez tuve en mente. Las compañías francesas ponderan mucho el conocimiento de la cultura local y como había trabajado en Elle durante 14 años, recibí la invitación. Fueron años muy interesantes y productivos.

¿Cómo es trabajar en una revista con tanta historia como Harper’s Bazaar?

Es un compromiso profesional fuerte y una gran oportunidad de ser parte de un equipo de trabajo de lujo.

Es clara la necesidad de reconocer el trabajo de los estudiantes y jóvenes talentos de esta industria. Sobre todo de las provincias donde las oportunidades parecen lejanas y usted les ha dado un espacio. Actualmente, ¿qué jóvenes la inspiran?

Hoy corregí parciales de la UP y con todo orgullo puedo decir que una alumna sacó 10. Creo firmemente en las y los alumnos que se forman con responsabilidad y que saben que todo esfuerzo vale la pena. Lo bueno de las charlas, las clases, los seminarios es que acercan los mundos. Cada año hay tantos chicos para recomendar que quisiera que existan más y más fuentes de trabajo.

¿Qué caminos le gustaría recorrer en el futuro?

No hago planes, me levanto cada día contenta de poder hacer lo que me gusta. Bueno, sí, me encantaría tener un hotel muy chiquito y vivir ahí… armar una divina biblioteca de moda y charlar con todos los pasajeros.

Triana Gamarra

pinterest.com/Trianag/

ohmycoco.wordpress.com

www.behance.net/TrianaGamarra

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments