Artista Canadiense logra frenar a las petroleras

10/10/2014

¡Leé esta increíble historia!

ecocosas.com/
ecocosas.com/

Peter von Tiesenhausen, es un artista de Alberta, Canada.

Vive en una granja de algo más de 300 hectáreas que heredo de sus padres, un buen día se enteró que las grandes petroleras vendrían para pasar un oleoducto por su tierras. En Alberta se lleva a cabo mucha destrucción; con técnicas altamente contaminantes como el fracking y las arenas betuminosas hasta la última gota de petróleo y para sacarlo pasan por la tierra de quien haga falta. Al amparo de la ley, siempre que paguen una determinada suma de dinero pueden solicitar los primeros 15 cm de cualquier tierra para pasar sus oleoductos.

Cuando Peter se enteró de esto, decidió jugar con las mismas reglas. Así fue que inscribió todas las esculturas e instalaciones que tenía en su granja más los 15 primeros cm de suelo como una instalación artística protegida por derechos de autor. De esta forma legalmente su tierra dejó de ser “tierra” para transformase en “arte”, el cual ya no pueden expropiar para su oleoducto.

Entonces comenzó a recibir llamadas y pedidos de reuniones de abogados y presidentes de empresas petroleras, a la cual contestó que el cobrara 500 dólares la hora para lo que fuese que quisieran consultarle, ya que se trata de arte y si quieren hablar con el artista hay que pagar por su tiempo.

Algunas empresas pagaron y le han hecho todo tipo de ofrecimientos los cuales Peter rechaza amablemente amparado por sus derechos de autor de una obra de arte viva, donde tiene por ejemplo un barco a escala real hecho con ramas de sauce, torres, cercas todo hecho arte, por lo cual en vez de los míseros 200 dólares por hectárea de compensación las compañías deberían pagar miles de dolares.

Peter sabe bien con quien trata, el mismo fue empleado de estas empresas en el pasado.

Esta es una de las razones que lo llevaron a actuar y desde hace más de diez años logra mantener fuera de su tierra a las temibles y poderosas compañías venciéndolas en su propio y macabro juego.

Fuente: ecocosas.com

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments