El amor por cocinar

5/11/2014

Entrevistamos a Mery Bernardi, que nos deleita mes a mes con sus recetas en Om.

mery

Fresca, joven, divertida y amante de la cocina. Contagia con su energía y entusiasmo… ¡te van a dar ganas de invitarla a que cocine con vos en tu casa!

Juntante con amigos, aprontá las cosas y sentí la brisa del verano que está llegando… ¡animate a cocinar!

¿Qué son las clases de cocina personalizadas y a domicilio?

Tal y como lo dice la palabra, son clases de cocina que doy en las casas de las personas. Son personalizadas porque cada persona necesita aprender cosas diferentes, entonces, cada clase es única, ya que se adapta para que esa persona entienda todos los conceptos y evacue todas sus dudas. Y por supuesto, que aprenda a través de la práctica. Las clases que yo doy son totalmente prácticas, acompañadas de la teoría.

¿Todos podemos aprender a cocinar?

Sí, todos. Yo cuando arranqué no sabía ni cómo hacer una torta y de hecho, me quedaban chatas y se me quemaban y de a poco fui aprendiendo y mejorando. Esa es la idea, que todos, absolutamente todos puedan incursionar en el mundo de la gastronomía y que puedan animarse a meter las manos en la masa. ¡¡¡Y que pierdan el miedo a equivocarse!!! Está perfecto equivocarse, ya que de ahí, uno ve errores que luego no vuelve a cometer.

¿Tus clases son para niños también?

Sí, claro, como dije antes, todos pueden cocinar y por qué no también los niños. De hecho yo tengo una sub-marca que se llama “Little Chef” y está enfocada en los más chiquitos. Me encantan los niños y disfruto mucho dándoles clases. Pero lo que más me gusta es cuando toman la clase los niños junto con sus papis y hermanos. No sabes que cosa linda se da. Es un momento que todos disfrutan en familia y la interacción entre niños y padres es mágica.

banner-mery

 

¿Qué beneficios tiene que enseñes a cocinar en la casa de tus alumnos?

Pienso que los beneficios son varios pero los que me parecen más destacables son estos:

1- el alumno/a no tiene que moverse de su casa.

2- el alumno/a aprende a cocinar en base de lo que tiene. No sirve de mucho que asista a un curso y aprenda a cocinar con un horno donde luego no va a volver a cocinar. Si la persona aprende en su casa, yo me adapto a sus utensilios y electrodomésticos de cocina y en base a eso, le enseño todas las técnicas y los conceptos. Siempre se puede cocinar, así tu arsenal de cocina sea el más básico del mundo. Solo hay que darse maña.

 

¿Cada cliente elige qué quiere aprender?

Sí, cada persona elige. En realidad decidimos el menú entre las dos partes ya que por un tema de tiempos, yo debo guiarlos para que la clase termine resultando de 3 horas aproximadamente. Muchas veces yo sugiero cosas o ellos vienen con ideas super claras. Es muy variable pero en definitiva, cada uno decide que es lo que quiere aprender.

¿Por qué creés que amás tanto cocinar como demostrás en cada receta?

La verdad no lo sé. Es algo que se siente y no se puede explicar verbalmente. Simplemente me gusta… disfruto mezclando ingredientes, viendo como puedo cortar un alimento y cuántas variantes pueden llegar a existir. Creo que influye mucho que me encanta comer. Amo comer, probar, oler, sentir texturas. Y la alquimia de la cocina es algo que me fascina. Ver el resultado final, compartirlo con gente y disfrutar el momento, me encanta.

¿Tu plato favorito?

¡Uff que pregunta! La verdad es que tengo varios. Amo las comidas de olla; un guiso bien hecho me mata. Con la carne bien tierna, que se deshace y todas las verduritas bien condimentadas. Y acompañado de un buen vino tinto… se me hace agua la boca, jajaja. Amo el risotto. Me fascina la pasta y la mozzarella.

¿Dulce o salado?

Salado. Disfruto mucho lo dulce pero soy más de lo salado seguro.

¿Tu mejor manera de cocinar?

En una cocina cómoda, con buena materia prima, mis cuchillos, buena música, trago rico y linda compañía.

¿El ingrediente que no puede faltarte?

Tengo épocas. En este momento estoy adicta a la lima. Mi hermana me dice que comer al lado mío es como comer con un cítrico porque a TODO le rallo cáscara de lima. Pero hay 4 o 5 cosas que no me pueden faltar: Pimienta en grano, sal, ajo, aceite de oliva, condimentos y hiervas en general (curry, tandoori, romero, salvia, cilantro).

¿Qué se viene para el verano?

Este verano voy a estar dando clases de cocina en Montevideo y Punta del Este. Disfrutando de la playita y a su vez, disfrutando de la cocina. Mejor, imposible…

 

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments