La pasión por una marca: dos caras de una misma moneda

27/11/2014

Fenómeno comercial y marketing en Uruguay esta semana: Forever21.

elobservador.com.uy
elobservador.com.uy

por Marieta Sudy

Emprendedora, directora de MSudy mkt. Docente y columnista en área comercial, comunicación y marketing.

Presumo que la mayoría de los que leen esta columna saben a qué me refiero, pero por si alguien estuvo de viaje o internado o vive en otro planeta… acá va: la tienda americana para mujeres jóvenes abrió el sábado 22 de noviembre en Montevideo. No debería llamar demasiado la atención, un comercio más que abre en nuestro país. Si no fuese por la fila de miles de chicas que esperaron ansiosamente frente a sus puertas. Porque la mayoría de ellas compraron y hablaron de ello apasionada e incansablemente estos días. Y porque estuvo en boca masiva de jóvenes y adultos de ambos géneros y todo estrato social. Llegó y llenó sus 2000 mts cuadrados y generó una suerte de locura que todo retailer o tienda sueña y proyecta. Algo parecido, en moda, a lo que sucede en tecnología con las colas de gente que se generan en USA cuando se lanza un nuevo modelo o innovación de Apple.

Hoy comparto con uds. dos reflexiones que me generan ambivalencia respecto a este suceso.

Empiezo por lo que siento como profesional de marketing: apasionante, sorprendente, algo que amerita estudio y análisis, en suma: ¡wow! En un mercado hipercompetido, donde lo que sobra es la oferta , donde cualquier persona ajena a esta marca podría decir que llega otra tienda más de prendas y accesorios para jovencitas, hay una empresa que logra generar una propuesta de valor diferente. Tan diferente para el sentir de su target, que da para levantarse temprano un sábado, cosa no menor para adolescentes y jóvenes hoy día. Creo que todos tenemos claro que no se trata de haber ido, ni la cantidad de compras que realizaran o no.

Es la intensidad de lo que llamamos el WOM o word of mouth que logró generar , un movimiento que trasciende la compra y lleva mucho más lejos, a sentir pasión o cariño. No es una tienda, es una marca que les hace sentir cosas.

Por otra parte, y acá viene el anunciado sentimiento conflictivo. Como madre de familia, no deja de hacerme pensar. Como mis 4 hijos son varones, no me tocó la presión de madrugón por llevarlos al shopping. Obviamente mis dos hijos adolescentes estaban al tanto del asunto, porque sus amigas y compañeras estaban o bien haciendo fila o hablando del tema en las redes sociales. Y ellos opinaron que era ridículo. Claro, porque no se trata del PlayStation 4 o bien o los nuevos juegos u otros productos o marcas de su interés por su género . En ese caso no tendría nada de ridículo y se generaría similar fiebre ¿verdad?

¡Qué difícil como padres de familia y educadores que es esta revolución tecnológica y de consumo que estamos viviendo!

Qué exigente para nosotros, cuánto demanda de nuestra atención, presencia y constante diálogo, así como puesta de límites. Al menos esto es lo que escuchamos en cuanto a advertencia de los expertos y va mucho más allá de nuestras creencias y valores. Especialmente en la adolescencia, cuando está en juego el desarrollo del discernimiento adulto y la autoestima. El delicado equilibrio entre que una joven se sienta bien por ser coqueta y estar a la moda, si puede, y por no sentirse mal si no puede o no quiere.

Convoco e invito a todas a participar con sus comentarios, controversias y visiones sobre este tema.

Marieta Sudy

@marietasudy

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments