Lo femenino vs lo masculino: soltar vs retener

15/12/2014

Mujeres y hombres, tan iguales y tan diferentes… ¿cómo comprendernos?

flickr.com/photos/elsie/
flickr.com/photos/elsie/

por carolina-autino

Psicóloga uruguaya.

“Ellos sueltan, nosotras retenemos”, es una de las ideas más fuertes que propone Pilar Sordo en sus conferencias, libros y demás; éxito en todo el mundo. Parece que es parte de lo masculino esto de liberarse, soltar los procesos, desprenderse. En cambio nosotras las mujeres tenemos la capacidad de retener, y la fortalecemos a diario.

Estas funciones que en principio son meramente biológicas podemos aplicarlas a todos los ámbitos de nuestra vida.

¿En qué situaciones las mujeres retenemos?, ¿por qué Pilar Sordo expone estas máximas?

Retención de líquidos, dificultad para tirar lo que ya no usamos, comprar cosas que no necesitamos, no tirar nada de la heladera, guardar todo en la cartera “por si lo necesitamos”, guardar la ropa “por si en algún momento vuelve a quedarnos bien”, no tirar los zapatos “porque tal vez vuelven a usarse”, llenar nuestra maleta de cosas innecesarias y más. ¿No te suena familiar?

Preguntamos, insistimos, queremos hablar de todo. Nos guardamos temas pasados que ponemos sobre la mesa en cada nueva discusión, ¿acaso este no es un acto retentivo también?

Es por esta actitud que también somos más lentas a la hora de perdonar, el rencor suele durarnos más. Él los olvida, y eso nos enoja. Al otro día es como si nada hubiese pasado, y quizás nosotras no pudimos dormir pensando en los problemas; eso también nos enoja.

¡Pero lo importante es que también nos duele!

Porque confundimos su actitud con falta de interés , con desgano, con desorden de prioridades… y eso nos angustia. Sentimos que estamos más comprometidas que ellos en las relaciones. Esto no siempre es así, aunque veamos estas diferencias.

Ellos, en cambio, sueltan…

Lo expresan en todo lo que hacen, en la rapidez para solucionar las cosas, en la habilidad para esquivar los obstáculos, en seguir avanzando sin pensar en los procesos ni en las etapas. A los hombres les interesan los resultados, a nosotras los procesos.

Esta es otra de nuestras diferencias… ¿sabés de qué hablamos?, ¿sentís lo mismo?

Ellos son diferentes, y no retienen, sueltan. Cuando veas una reacción de este tipo en tu pareja, intentá evaluarlo de este modo, para comprender las situaciones desde otro lugar.

Por Ps. Carolina Autino

lic.carolina.autino@gmail.com

 

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments