Lo único que necesitas para cumplir tus Objetivos en el 2015

23/12/2014

¿Inspiración? ¿Visualización? ¿Fuerza de voluntad? ¿Asistencia divina? No, nada de eso.

columna-12-santosha

por Maru Karlen

Profesora de yoga, consultora de empresas, creadora del proyecto Santosha Yoga Uruguay.

En la tradición védica se habla de samskaras, que son patrones y conductas que están en la base de nuestra conciencia, enraizados en nuestro comportamiento. Si bien nos pueden conducir al sufrimiento, estos samskaras son terreno conocido, por eso los repetimos; así se fortalecen y cada vez nos cuesta más superarlos.

Más allá del fundamento kármico (que podemos compartir o no) de por qué es difícil cumplir objetivos, creo que a todos nos ha pasado proponernos algo año tras año y no lograr ejecutarlo o incorporar como hábito. Moverse más, vivir con menos estrés, mejorar la relación con alguien cercano, comenzar a correr, bajar de peso, salir más con amigos, ir más al teatro… Pueden ser objetivos más o menos triviales, pero siempre ´incumplidos´.

¿A qué se debe?

Estamos desconociendo una paradójica verdad: fijarse objetivos no funciona a la hora de cumplir objetivos.

Los objetivos son valiosos para inspirar un cambio, pero para efectivamente lograrlo, mejor que ennunciar objetivos es construir sistemas. Los objetivos serían la luz del faro, el por qué, pero para subir el faro debemos ir necesariamente escalón por escalón; esto sería tener bien claro el qué y el cómo.

Algunos ejemplos de transfomar objetivos en sistemas serían:

Objetivo – Practicar ejercicio físico

Sistema – Fijar un par de días a la semana para entrenar, elegir una actividad que me guste, encontrar un amigo que busque lo mismo.

Objetivo – Comer mejor

Sistema – Aprender a cocinar sano y rico, tener siempre vegetales y frutas a mano, registrar las ingestas, organizar las comidas de la semana, hacer una pausa para disfrutar cada comida.

Objetivo – Hacer una Tesis

Sistema – Dedicar 90 minutos diarios a investigar y a escribir, desconectarse del teléfono y del email por ese lapso, buscar ayuda de un tutor, pedir feedback.

Las ventajas de los sistemas frente a los objetivos saltan a la vista:

- Los sistemas se pueden customizar: para un mismo objetivo puede haber tantos sistemas como personas.

- Los sistemas se disfrutan: el foco no está en los logros sino en el proceso.

- Los sistemas funcionan mejor a largo plazo: por todo lo anterior, los sistemas dan nacimiento a nuevos hábitos, evitando el efecto boomerang.

Los sistemas no son ni más ni menos que un nuevo modo de hacer las cosas, y una oportunidad de volvernos mejores para nosotros mismos y para los demás.

Al igual que subir un faro, estos cambios nos dan una perspectiva diferente de todo, por eso jamás nos arrepentimos de los más de cien escalones.

Om tat sat,

Maru

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments