Año nuevo, look nuevo

1/01/2015

Pasos simples para un mejor cabello.

nuevo-look

Un cabello suave, lindo y que se vea saludable puede ser el mejor accesorio para una mujer.

Después de todo, lo lleva puesto todos los días de su vida.

Aunque diferentes factores de estrés –naturales o no– pueden costarle caro a tu melena, puedes lograr un cabello más fuerte y robusto sin mucho trabajo. Elegir el mejor corte y color para tu rostro, junto con la utilización de ciertos productos, podrá ayudarte a cuidar mejor de ti, y es un requisito si quieres un cabello que los demás envidien.

Elige el corte adecuado

Un estilo que no te favorece es realmente un “no lo hagas” en cuanto al cabello. Sólo porque se ve bien en Jennifer Aniston o Michelle Williams no significa que funcionará con el color o la textura de tu cabello, el tono de tu piel, o la forma de tu rostro. Inspirate en el estilo de otra persona, pero dejá que tu estilista tenga la última palabra en cuanto a tu corte. Él o ella saben qué es lo que te quedará mejor.

Acondicionador profundo

Probablemente ya acondicionás tu cabello cada vez que lo lavás, pero deberías hacer también un tratamiento de acondicionador profundo al menos una vez a la semana. Este proceso por lo general implica aplicar un humectante profundo y dejarlo actuar desde 15 minutos hasta 8 horas. Los ingredientes extra humectantes penetran y mejoran la integridad de tu cabello, reduciendo las quebraduras, la falta de brillo y la resequedad.

Cuidado de cabello hecho en casa

La despensa de tu cocina y la heladera pueden servir, en principio, como una fuente de alimentos, pero su contenido también puede servir como nutrientes para tu cabello. Por ejemplo, algunas cucharadas de aceite de oliva tibio aplicado en el nacimiento y en las puntas del cabello, nutren y protegen tu pelo. Marie Claire dice que se deben combinar una yema de huevo, media taza de miel, dos cucharadas de aceite de oliva y dos aguacates maduros, aplicar la mezcla en el cabello y enjuagarla después de dos horas.

Reduce la utilización de calor

No se necesita mucha exposición al calor para que tu cabello comience a verse sin vida, seco y quebradizo. Las herramientas de estilización que utilizan calor –como las pinzas rizadoras, las planchas para cabello y los secadores de pelo– sólo logran irritar aún más tu pelo. Reducí su utilización a no más de una vez cada dos días y siempre colocá un producto protector del calor antes de usar estos productos modeladores.

Usa un tónico

Los tónicos para el cabello suelen perderse en una multitud de champúes, cremas hidratantes, bálsamos, sueros y ceras. Sin embargo, deberían tener siempre acceso prioritario a tu melena. Los tónicos neutralizan los pigmentos anaranjados ordinarios de tu cabello y deberían ser especialmente utilizados por las rubias. Un tónico le brindará dimensión a tu cabello y hará que el color se vea más natural.

Compra un cepillo de cerdas de jabalí

Eligí un cepillo de cerdas de jabalí, en lugar de uno de cerdas plásticas o sintéticas, para lograr un cabello más brillante y saludable. Estos cepillos retiran eficazmente la suciedad, el polvo y demás residuos. Además previenen las quebraduras de cabello y estimulan el cuero cabelludo. Se recomiendan particularmente para aquellas personas que tienen pelo muy grueso o difícil de manejar.

ehowenespanol.com

ehowenespanol.com

Usá un suero abrillantador

¿Querés un cabello más brillante? Hacé que el tuyo deslumbre con la ayuda de un poco de suero. Estos vienen en diferentes formas y se aplican en todo tipo de cabello –incluyendo el súper enrulado, el ondulado, el ultra grueso o el ultra delgado. Además de darte un acabado brillante, los sueros protegen el cabello de los elementos de la naturaleza y la contaminación de la ciudad a lo largo del día. Aplícalo en el pelo seco antes de salir.

Lavalo con menor frecuencia

A muchas mujeres se les enseña desde niñas a lavarse el cabello diariamente. Cada lavado le quita a tu cabello aceites importantes producidos por el cuero cabelludo –aceitas que hidratan, acondicionan y protegen. Lavalo sólo un día sí y uno no, y si puedes, cada dos. Para que tu cabello se vea fresco, usá un champú seco el segundo día. Lavarlo con menor frecuencia hace que tu pelo sea más fácil para peinar, ya sea con rulos o trenzándolo.

Agregá volumen

El cabello voluminoso denota buena salud y, por si eso fuera poco, se ve fabuloso. Si tu pelo es delgado o plano, invierte en un producto que agregue volumen. Existe un gran número de productos, incluyendo champú y acondicionador que dan volumen, pomadas, bálsamos e incluso sueros. Otro truco es peinar el pelo hacia atrás y revolver las raíces para que se vea más levantado.

Visitá el peluquero seguido

Las puntas quebradizas arruinan cualquier cabello, pero podés evitar esa catástrofe con recortes regulares. Un recorte es diferente a un corte de pelo total, ya que sólo remueve una pulgada de tu cabello, evitando problemas como las puntas florecidas, y finales secos y quebradizos. Hacé al menos un recorte entre los cortes de cabello para mantener un pelo divino.

Comé mejor

Los alimentos que consumís también juegan un rol en la salud de tu cabello. El “Ladies Home Journal” dice que podés mejorar tu pelo consumiendo más proteínas (las claras de huevo y la carne de res son buenas opciones), comiendo carbohidratos complejos como el arroz integral, y alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y en vitamina B, como el salmón y el aguacate.

Hacé ejercicio regularmente

Con una gran cantidad de beneficios, una rutina de ejercicios ya debería ser parte de tu vida. Si no es así, considerá tener un cabello más lindo como un incentivo más para empezar a tener una. El ejercicio aumenta la oxigenación en el torrente sanguíneo, promueve la circulación y reduce el estrés. Estas tres cosas resultan en un cabello y una persona más saludable. Incluso con un simple régimen de estiramiento de 20 minutos puedes mejorar la salud de tu pelo.

Fuente: ehowenespanol.com

Comenta esta noticia

comentarios

Powered by Facebook Comments